Colegio del Salvador

Callao 542

CABA

¡Feliz Pentecostés! Que el Espíritu Santo siga ardiendo en nuestro interior.

En este mes de mayo hemos buscado recuperar el buen hábito de revisar nuestras vidas junto a Jesús. En un momento histórico en que el mundo parece haberse detenido, queremos que nuestra comunidad pueda seguir practicando sus pausas:

  • Para el personal docente y no docente, se han sostenido los espacios de Pausa por zoom al final de cada semana. 
  • En Primaria, además de las actividades semanales de catequesis, los chicos vienen teniendo encuentros por zoom cada 3 semanas que en Junio comenzarán a ser quincenales. Además, semanalmente los invitamos a hacer sus Pausas compartiendo en un Padlet lo que experimentaron y rezaron, sus intenciones y sus acciones de gracias.
  • En Secundaria estamos profundizando el espacio de reflexión con pausas en las tutorías y comunidades del MAS y del MEJ, además de compartir material de reflexión personal en los Módulos EVA pastorales de cada curso.

Despedimos mayo dando la bienvenida al Espíritu Santo: como todos los años, los alumnos de 3er año han celebrado un encuentro solidario por Pentecostés con sus pares del Colegio Jesús María; este año bajo la modalidad virtual. Con la consigna “Seamos fuegos que enciendan otros fuegos” nos encontramos a las 16 en google meet, donde jugamos, cantamos, nos reconocimos y rezamos. A las 17 en pequeños grupos por zoom, compartieron los frutos de la oración y plasmaron en un padlet el tipo de “fuego que quieren ser” y honrando la tradición solidaria de este encuentro, prepararon un video narrando historias de Jesús para compartir con otros grupos de catequesis y en las futuras misiones. A las 18 compartimos la celebración virtual de la Misa de Pentecostés. 

“Me voy muy lleno de ese Espíritu Santo que justamente ilumino a los apóstoles. Fue un lindo encuentro con nuestro grupo y me gustó mucho lo que se compartió. Creo que es una linda manera de, a pesar de toda esta situación, vivir Pentecostés como comunidad y darle más ánimos a los chicos y chicas para que sean más fuegos”. (Pedro Lombardini, 5to año, monitor de MEJ)

Queremos agradecer a los jóvenes que se animaron a encender sus fuegos, a los coordinadores que compartieron su llama y a los equipos de catequesis y pastoral de ambos colegios por asumir este nuevo desafío, facilitando una vez más los medios para el encuentro eclesial, con y en Dios.