Callao 542

CABA

San Ignacio, mientras hacía reposo, leyó libros de vidas de santos y su corazón se llenó de amor y de ganas de ser como ellos para seguir mejor a Jesús. Compartimos con vos un librito con la vida de chicas y chicos como vos que se animaron a seguir a Jesús. Sería lindo que lo puedan leer en familia.